¿Aplicas GTO o Juego Explotador en tu estrategia?

Desde unos años atrás se ha hablado largo y tendido de estas dos formas de entender el juego, creando incluso un bipartidismo entre los regulares que defienden el GTO o el Explotador

Pero empecemos por el principio. ¿Qué significa jugar GTO o explotador? El GTO son las siglas del Game Teory Optimal, este concepto indica que nuestro juego en cada punto es óptimo, sin que podamos ser explotados por nuestros rivales. Jugar óptimo hace que los movimientos de nuestros rivales no tengan EV positivo. Un ejemplo claro de juego óptimo llevado a la sencillez del push o call es la estrategia de Nash, la cual proporciona rangos óptimos que no van a poder ser explotados por nuestros rivales.

Pusher_caller_articulo_1

La verdad que esto del GTO suena muy bien, una estrategia de juego perfecto en el cual nuestros rivales no van a poder rascarnos nada de EV, y que por tanto nos forraremos al infinito. Pero como casi todo en esto del poker, no es tan bonito como parece. Llegar a jugar totalmente óptimo es algo harto complicado, que probablemente solo haya una decena de jugadores en todo el mundo que esté relativamente cerca de ese nivel, me refiero a los grandes jugadores que copan las mesas online más altas, y que a pesar de ser unos genios en esto del naipe, siguen cometiendo errores que hacen que su juego se aleje del óptimo. Digamos que el GTO es una estrategia que se olvida de las adaptaciones a los rivales, del metagame, de si me ha 3beteado 4 veces seguidas, etc, nada de eso importa. El GTO es equilibrio, nuestros rangos estarán compuestos por una parte fuerte y una parte polarizada o de bluff que debemos tener siempre presentes y claras en cada momento. Ahora bien, como he dicho arriba, quien es el guapo que llega al river en un bote 3beteado y sabe perfectamente cuáles son las manos que forman nuestro rango óptimo de bluff mientras otras 12 mesas nos piden acción?

Con estudio y dedicación se puede avanzar mucho en este aspecto. El software de ayuda que tenemos disponible los jugadores a día de hoy nos permiten trastear fuera de las mesas para que esas dudas que nos surgen en busca del juego óptimo se vayan resolviendo.

img_articulo_1

Ahora bien, hay situaciones en las cuales jugar óptimo no es lo mejor. ¿Por qué? Pues aquí es donde entra el juego explotador. El juego explotador nos instiga a aprovechar los errores de nuestros rivales, a castigarlos por los leaks que tengan. Un juego explotador busca la línea de mayor EV en cada momento, sin tener en cuenta el equilibrio y lo lejos que estemos del juego perfecto. El juego explotador es el que aprovecha que foldeamos de más al 3bet para aumentar el rango, el que te puede foldear todo el rango que llega al river porque no ve faroles en tu secuencia, en otras palabras, es un juego de adaptación a los rivales y de castigar sus errores.

La mayoría de los jugadores practican un juego explotable, bien porque creen que es más rentable ganar dinero de los fallos de nuestros rivales que de tener un juego óptimo, o bien porque sencillamente no son (o somos) capaces de jugar óptimo. Estoy seguro de que si pudiésemos jugar óptimo lo haríamos, ya que a pesar de perder valor de algunos fallos de nuestros rivales, podríamos sentarnos en una mesa con los mayores tiburones del póker mundial y esquilarlos cual ovejas. A día de hoy todavía se está lejos de resolver el NL Holdem, y en caso de resolverlo, pienso que solo una supercomputadora sería capaz de jugar sesiones sin cometer ni un solo error.

Después de esto podemos deducir que a esto del poker gana más el que menos errores comete, y ciertamente pienso que no se aleja demasiado de la realidad.

Entonces si todos cometemos errores, nuestro objetivo como jugadores es estudiar y revisar para que no se vuelvan a repetir. Esto debe ser una parte importante de nuestras horas de trabajo fuera de las mesas. Para mejorar en nuestro conocimiento técnico del juego vamos a necesitar o bien ayuda de material muy denso y difícil de encontrar, o de un coach que sepa mucho más sobre esto que nosotros y que nos lo intente explicar.

Personalmente soy partidario de tener una estrategia digamos equilibrada (que yo puedo considerar óptima, pero que debo ser consciente de que no lo es en absoluto) y a partir de ahí desviarme para castigar leaks que veo en mis rivales. En las situaciones en las que piense que no puedo obtener beneficio de los leaks de mis rivales intentaré ceñirme a esa estrategia que entiendo como óptima. Ser consciente de mis propios leaks es importante, de nada sirve dar por hecho que lo que hacemos está siempre bien sólo porque un día lo repasamos, y que cuando vemos a un regular hacer algún movimiento que es extraño para nosotros tildarlo de fishada y punto.

Muchas veces donde nosotros sólo queremos ver una fishada, hay un movimiento que en un tiempo usaremos en muchas ocasiones. ¿Qué dirían los regulares top de hace años si entrásemos en una máquina del tiempo a jugar contra ellos e hiciésemos limp en SB o una Cbet de 1/3 del bote? Pues lo mismo nos puede pasar a nosotros a día de hoy. Tener la mente abierta nos ayudará a mejorar como jugadores. Cuanto más amplio sea nuestro repertorio, más errores cometerán nuestros rivales al jugar contra nosotros.

Como conclusión final sobre el “bipartidismo” es que en realidad no existe, ya que el juego óptimo como tal no es posible de alcanzar a día de hoy, si bien es cierto que intentar acercarnos a él nos puede suponer una mejora sustancial en nuestro juego.

Autor: Jorge Coello

Author: Paula Dunn