La mejor característica de Bodog: el juego Fair Play

La identidad de sus jugadores está totalmente protegida, pero en Bodog, también pregonan que las mesas tengan que estar libres de ataques de tiburones con el fin de que todo sea mucho más competitivo, 100% más justo y un ecosistema más divertido para los recreacionales. De esto se habla cuando decimos Fair Play Poker.

Estas mesas del sitio están protegidas con el logo de FPP, con el fin de que todo aquel jugador recreativo pueda disfrutar más de la experiencia de jugar en Bodog. Entre sus características, se destacan:

Son anónimas: Aquí siempre estarás identificado solamente por un número que cambia al comenzar un nuevo juego.
Identidad protegida: Esta es una cualidad que tienen todas las mesas de Bodog, por lo que las de Fair Play Poker no son la excepción.
Quick Seats: Es la forma más rápida de sentarse en una mesa de cash game. Con sólo dos clicks vas directamente al juego y tu asiento es elegido al azar. Fácil y práctico.
Sin HUDs: Juega de igual a igual sin el uso de software (HUD) que muestra los datos de los oponentes. ¡Mucha más seguridad, sin historial ni anticipación de movimientos!
Juego entre recreativos: Las mesas de Bodog están libres de ataques de tiburones, como se llama a los jugadores profesionales. Juegos mucho más competitivos.
Juega seguro, juega anónimo: Donde se encuentre nuestro sello Fair Play Poker, ya sabes: Mesas mucho más justas y tus datos siempre protegidos.

A fin de mes, se celebra el Fair Play Poker con un gran freeroll

Sobre el final del mes, Fair Play Poker, que hace de Bodog un lugar más lindo para jugar, tira la casa por la ventana realizando un gran torneo gratuito. En cada último domingo del mes la sala pone un freeroll que garantiza 10 mil dólares sin poner un solo centavo. Las maneras de llegar a este torneo, conócelas AQUÍ.

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media.
Síguenos en
Facebook,
Twitter,
Youtube
y Google






Author: Paula Dunn